Aceptar
Ratatype utiliza cookies para recopilar datos sobre tu actividad y preferencias. Lo hacemos para personalizar nuestro sitio web y los anuncios que se muestran dentro y fuera de él. Obtén más información sobre cookies.
Informar de un problema

Aprende a mecanografiar al tacto

La mecanografía al tacto se basa en la idea de que cada dedo tiene su propia área en el teclado. Gracias a eso, se puede escribir sin mirar las teclas. Practica de forma regular, y tus diez dedos se acostumbrarán a su ubicación en el teclado gracias a la memoria muscular.

Postura de sentado para mecanografiar

  • Siéntate con la espalda recta y recuerda mantener esta posición.
  • Mantén los codos doblados en ángulo recto.
  • Mira la pantalla con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante.
  • Mantén al menos 45-70 cm de distancia entre tus ojos y la pantalla.
  • Intenta que los músculos de los hombros, los brazos y las muñecas estén lo menos tensionados posible. Las muñecas pueden tocar el borde de la mesa al lado del teclado. No apoyes el peso de tu cuerpo sobre las muñecas.

Posición
inicial

Dobla un poco los dedos y colócalos en la posición «ASDF-JKLÑ»: estas teclas se encuentran en la fila del medio del teclado. Esta fila se denomina FILA GUÍA, porque siempre se empieza desde estas teclas y los dedos siempre deben volver a esta posición.

Las teclas F y J debajo de los dedos índices deben tener una raya de relieve para ayudarte a encontrar estas teclas sin mirarlas.

Esquema del teclado

El teclado con el código de colores que aparece debajo del campo de entrada en las lecciones te ayudará a comprender qué dedo debe pulsar cada tecla.

  • Pulsa las teclas solo con los dedos asignados a una determinada área.
  • Siempre vuelve a la posición inicial de los dedos «ASDF-JKLÑ».
  • Al escribir, piensa en la ubicación del carácter en el teclado.
  • Establece y mantén el ritmo mientras escribes. Las pulsaciones de teclas se deben producir a intervalos similares.
  • La tecla MAYÚS siempre se pulsa con el dedo meñique opuesto al dedo que toca la otra tecla.
  • Usa el pulgar de la mano que te resulte más cómoda para pulsar la barra espaciadora.

Este método puede parecer incómodo al principio, pero no te detengas: al final descubrirás que has empezado a teclear más rápido y, además, te resultará más fácil y cómodo.

Movimiento
de los dedos

No mires las teclas cuando escribas. Simplemente desliza los dedos hasta que encuentren las marcas de la fila guía.

Limita el movimiento de la mano y los dedos solo a lo meramente necesario para pulsar una tecla específica. Mantén las manos y los dedos cerca de la posición inicial. Con ello mejorarás la velocidad de escritura, y reducirás la tensión en tus manos.

Presta atención a los dedos anulares y meñiques, ya que su movilidad no está tan desarrollada.

Velocidad
de escritura

  • No tengas prisa si acabas de empezar el aprendizaje. Acelera el ritmo solo cuando tus dedos ya estén acostumbrados a pulsar las teclas correctas.
  • Tómate el tiempo necesario al escribir para evitar errores. La velocidad aumentará a medida que vayas progresando.
  • Siempre mira una o dos palabras por adelantado antes de teclearlas.
  • Completa todas las lecciones de mecanografía en Ratatype. Te ayudarán a lograr una velocidad de escritura por encima de la media.

Cuídate

Tómate un descanso si sientes que te distraes fácilmente y estás cometiendo muchos errores. Es más productivo volver cuando hayas descansado.

¡Una cosa más! Podrías divertirte más practicando en grupo. Invita a tus amigos para aprender y competir juntos. La opción de crear grupos también vale para profesores.